¿Qué tipo de lavadora comprar?

Actualmente las lavadoras se suelen clasificar en tres tipos dependiendo de la posición de la puerta de carga, la del tambor y  las funciones. Para elegir entre lavadoras secadoras o de otro tipo, hay que tener en cuenta el hueco donde va a instalarse y si el usuario  tiene alguna  dificultad para inclinarse o agacharse.

Vamos a ver los tipos de lavadoras que hay en el mercado, y que pueden encontrarse a precios muy competitivos en Bazar el Regalo, una buena opción para comprar lavadoras online.

Las lavadoras secadoras:  un dos en uno muy práctico

Son la mejor opción cuando hay poco espacio en casa o no puede secarse la ropa en el exterior,  ya que combinan en un solo aparato las funciones de lavado y secado.  Sus dimensiones son parecidas a las de una lavadora de carga frontal, aunque  algunos modelos tienen menor capacidad de carga cuando se usan como secadora en lugar de lavadora. Este detalle significa que hay  que retirar una parte de la colada al acabar el lavado.

Las lavadoras de carga frontal

Es el tipo de lavadora más vendida en el mercado, la que requiere colocar la ropa  a través de una puerta en la parte delantera. El inconveniente es que hay que  agacharse para introducirla, y resulta incómodo.  Pero al mismo tiempo ofrecen muchas ventajas, porque las lavadoras de carga frontal son las más eficientes y ofrecen muchas funciones, programas de lavado y capacidades de carga.

Lavadora de carga superior: la más cómoda

Las lavadoras de carga superior son aquellas en las que la ropa se introduce por una apertura en la parte superior del electrodoméstico. Su anchura es más reducida, de unos 45 cm de ancho, pero también suelen ser algo más altas que el  resto (alrededor de 90 cm). Las lavadoras de carga superior son ideales cuando no hay suficiente espacio para instalar una lavadora de carga frontal. También son prácticas para personas con dificultad para agacharse, o simplemente que valoran especialmente la comodidad.

Detalles a tener en cuenta al escoger una lavadora

La capacidad de carga es muy importante, e irá en función del número de personas que viven en casa. No es lo mismo un hogar donde haya una o dos personas que otro donde vivía una familia numerosa. Los niños pequeños en una casa, también suelen incrementar tanto las necesidades de carga de una lavadora como la frecuencia de su uso.  

También es importante que el electrodoméstico tenga como mínimo los programas de lavado que realmente se van a usar. Y que disponga de programa de lavado en frío y algún otro programa corto para cuando corra prisa lavar algunas prendas.

El ruido igualmente es un factor a tener en cuenta, ya que durante el ciclo del centrifugado, algunos modelos son particularmente ruidosos. En la actualidad hay lavadoras que incorporan paneles que reducen la vibración del ciclo de centrifugado, aunque ninguna puede eliminarlo por completo.

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.